¿Sabías que muchos de los atascos que se producen en una vivienda pueden deberse a errores en las instalaciones de fontanería en Zaragoza o en cualquier otra ciudad? A ello hay que sumar el mal uso que damos, por regla general, a las tuberías y al deterioro ocasionado de manera inevitable por el paso del tiempo. Para detectar el verdadero origen del mal funcionamiento de tus cañerías, no dudes en contratar los servicios de un verdadero profesional. Nadie mejor que él para localizar la causa.

En el caso de las instalaciones de fontanería en Zaragoza, uno de los descuidos más habituales está relacionado con la pendiente a la hora de colocar las tuberías y las arquetas, que como mínimo ha de ser de un 2%. Si no se soluciona a tiempo este error las consecuencias futuras pueden ser muy serias: futuras retenciones, atascos…

Lo mismo ocurrirá si en nuestro hogar no contamos con las derivaciones adecuadas desde la llave de paso. Se trata de la zona de las tuberías que está expuesta a un mayor uso y todo el agua potable procede de esa llave de paso, así que no es muy difícil hacerse una idea de las graves consecuencias.

Y si tenemos un desagüe con poca sección o sección inadecuada, cuando llueva mucho no podrá evacuar con la rapidez suficiente tal cantidad de agua, provocando las temidas inundaciones.

Si no quieres que se repitan estas situaciones, contacta con nosotros. En Fontanería Magil contamos con las acreditaciones y certificaciones necesarias para realizar este tipo de trabajo con calidad, profesionalidad y la máxima garantía.